google-site-verification: googledcbd2460fb4ec8b1.html Tu ramo de novia

Tu ramo de novia

April 30, 2018

¿Cómo elegir tu ramo de novia?

Rosas, girasoles, flores silvestres, lirios, peonías, mil flores.

 

 

El ramo es el complemento por excelencia de la novia y uno de los más importantes, ya que aporta color y frescura al look completo.  Por eso, para elegir el ramo debemos tener en cuenta el tipo de vestido que vas a llevar, tu estilo personal y la estética de la boda en su conjunto. Con estos sencillos pasos podrás elegir el ramo perfecto para ti, además de ver las últimas tendencias del 2018.

 

1. Tipos de ramos

El estilismo de la novia se define por el vestido, el ramo y los zapatos. Por ello, debemos saber que tipo de ramo encajará mejor con nuestro vestido. Dependerá de la forma, el corte, la tela, el estilo, etc.

 

- Bouquet o ramillete:  este tipo de ramo es uno de los favoritos de las novias. Es un ramo redondo, simétrico, de un diámetro no demasiado grande, sin que ninguna de las flores que lo componen sobresalga en tamaño. Suele ir compuesto por flores pequeñas-medianas, como peonías, margaritas y rosas. Combina a la perfección con vestidos de cuerpo sencillo, de cintura ceñida y falda amplia con volumen, de corte princesa, silueta imperio o siluetas en A.

 

 

 

- Asimétrico: un ramo muy original, perfectamente diseñado, combinando flores de diferentes tipos y tamaños. Complementa muy bien a vestidos sencillos, poco recargados y de líneas limpias. El cuello halter o el escote corazón son puntos fuertes para darle el protagonismo que merece a este tipo de ramo.

 

 

 

- Silvestre: este ramo está muy de moda en la actualidad. Se compone de cualquier tipo de flor de temporada que quieras añadir a tu ramo. Por supuesto, este ramo te dará un look más desenfadado, alegre y con un toque bohemio. Es ideal para bodas campestres, rústicas o con look vintage. Predomina el color verde con hojas, hierbas, helechos, etc. Juegan con capas de texturas, tonos tierras y muchos colores, incluso pudiendo añadir plumas u otros complementos. Si vas a llevar un vestido de tejidos ligeros, vaporosos, de mucho movimiento y con encajes, este ramo es el tuyo. 

 

 

 

- De tallo largo: Está formado por flores de tallo largo y fino, como las calas. Se recomienda principalmente para novias altas sin importar el modelo de vestido. Si tu vestido es de corte reloj de arena o diamante, este ramo será tu complemento perfecto, ya que estilizará más tu figura. 

 

 

 

- Cascada: se forma con distintas secciones de flores que van cayendo por capas, en cascada, como su propio nombre indica. Se recomienda principalmente para novias altas. Este tipo de ramo tiende a mostrar todas las flores y se ven muy bonitos desde cualquier ángulo. Los ramos cascada son apropiados para acompañar un vestido estilo clásico. Actualmente es el ramo menos demandado. 

 

 

- Cestita: Los ramos tipo cestita de mimbre, son muy coquetos y cómodos. Son tendencia en 2018. Si no estás muy segura de llevar un ramo, opta por este tipo de ornamentación.

 

2. La forma de tu silueta

La forma de nuestro cuerpo influye a la hora de elegir ramo. Al igual que la altura, el contorno y la silueta son determinantes a la hora de elegir tanto el vestido, los tacones y el peinado, lo son a la hora de elegir nuestro ramo. Todo esto determinará definitivamente el estilismo del look de la novia.

 

El vestido perfecto debe realzar nuestra belleza corporal, haciéndonos sentir únicas el día mas importantes de nuestras vidas.

 

- Reloj de arena: si tu figura tiene una cintura estrecha y bien definida, con mayor volumen en el pecho y la cadera, puedes vestir de cualquier forma, todo te quedará muy bien por la simetría de tu cuerpo, resaltando las curvas que tienes. Te favorecerán especialmente, vestidos de corte imperio o sirena. El ramo con el que lucirás estupenda es el "bouquet" o en cascada.

 

- Pera o triángulo: ¿Tienes los hombros más estrechos que las caderas? Si tienes la cintura bien definida, cargas el peso en los muslos y la zona superior más estrecha, esta es tu mejor opción. Acertarás con vestidos no demasiado ceñidos en la cadera como de línea A, corte princesa o vestido corto. El ramo en cascada, el silvestre o el asimétrico serán tu mejor complemento. 

 

- Ovalado o de manzana: los hombros  redondeados, la cintura no muy definida y la espalda ancha determinan la forma de manzana de tu silueta. Si eres una novia con esta forma, lo ideal es elegir un vestido con escote en V o de corazón, un vestido ni ajustado ni con mucho volumen, te favorecen los drapeados. Alarga tu silueta con una cintura alta y una falda que fluyan por el cuerpo. El ramo cascada o asimétrico te estilizarán.

 

 

 

3. Tu personalidad y estilo personal

¿Eres una novia clásica, moderna, atrevida, divertida? Muchas veces, a la hora de elegir vestido, ya sea por dejarnos llevar por la moda y lo que se lleva esa temporada, perdemos en el camino el estilo personal. Si eres una mujer atrevida, no tengas miedo, métele color a tu look.

 

Te tienes que sentir cómoda, y aunque quieras verte más bella que nunca, no dejes de verte a ti misma, tanto a la hora de elegir el vestido, los zapatos, el peinado, el maquillaje o el ramo.

 

- Si eres una novia más tradicional y te gusta una boda clásica de princesa, acertarás con un ramo de cascada. 

- Para la novia romántica, enamorada de las bodas de los cuentos de hadas, con príncipe y caballo incluido, el ramo bouquet es perfecto para ti.

- En cambio, si eres una novia un poco más atrevida, moderna o vintage, una gran opción es el ramo silvestre o el ramo asimétrico. 

- El ramo de tallo largo, encaja sobre todo, con las novias altas. Estiliza y da un toque de refinamiento

 

Puedes incluir complementos en los ramos, decoraciones alternativas como frutas, plumas o piedras preciosas, además de las telas para atar en el tallo.

 

 

4. Las flores 

Dependiendo de la estación del año en la que te cases, tendrás unas flores y otras. Cada estación nos trae un ambiente diferente y debemos tener en cuenta la elección de la flores tanto para el ramo como para la decoración de la boda. 

 

Si celebras tu boda en primavera es un estación estupenda y nos aporta una gama cromática muy amplia, puedes añadir color a tu ramo con flores como las peonías, la lavanda, los claveles o un clásico que nunca pasa de moda, las rosas. 

 

Sin duda, el verano es una de las estaciones preferidas por los novios para celebrar su boda porque te da la posibilidad de celebrar la boda al aire libre. Las flores más populares en esta época son las rosas, las margaritas, las dalias, los girasoles, una infinidad de flores que puedes elegir para tu ramo de novia.

 

En otoño tu boda tendrá un toque muy romántico con las hojas caídas y los colores anaranjados predominando en el paisaje. Las flores que florecen en verano aún aguantan y podemos confeccionar nuestro ramo con dalias, calas y cerberas.

 

Si eres de las atrevidas que se casan en invierno y quieres una boda de cuento, puedes optar por flores de colores claros o colores cálidos. Los tulipanes, las anémonas, ranúnculos o flor de algodón serán buenas opciones. 

 

Hay una alternativa muy original que puede ser tu complemento perfecto, si eres una novia que no quiere perder su ramo con el paso del tiempo o por preferencias personales no quieres llevar un ramo de flores naturales, entonces tu ramo es el de flores de papel. Una opción simpática de confección artesanal a gusto absoluto de la novia. 

 

 

En esta temporada 2018 están de moda las flores de gran tamaño y belleza. Una de las más demandadas es la hortensia, aunque el girasol no se queda atrás. No lo olvides!! 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Espero que hayas disfrutado con este artículo!

 

 

Please reload

March 16, 2019

February 19, 2019

November 24, 2018

November 12, 2018

October 6, 2018

September 29, 2018

Please reload